¿Merecemos extinguirnos?

Oscar Alberto Gaviria Montoya
Consultor Go Route

Hace unos días, en un video de You Tube escuché a un argentino diciendo que “Merecemos extinguirnos” refiriéndose a sus compatriotas, debido al desorden con el que las personas de su país estaban manejando el asunto del COVID 19.

Al ver la situación de nuestro país yo también me pregunto ¿los colombianos no merecemos extinguirnos?.

  • En este país todos vamos a perder con la pandemia, menos los políticos corruptos y algunos empresarios inescrupulosos que, al darse cuenta de lo que se venía, comenzaron a frotarse las manos de la dicha (no con gel antibacterial, precisamente), porque encontraron la forma perfecta para hacerse ricos con el dinero que le debería llegar a los más necesitados. Como al parecer son cientos los casos, ¡Merecemos extinguirnos!
  • Tenemos un país en el que se le puede decir a un expresidente, abiertamente y a través de una serie que se emite por las redes sociales: Matarife, Asesino, Paramilitar y cualquier otra cantidad de apelativos, sin que pase alguna de dos cosas, o que el personaje esté purgando 50 años de cárcel (por ser verdad lo que se dice de él), o que los periodistas que están generando está vergüenza a nivel mundial estén siendo juzgados (por ser falso lo que se dice del personaje). Porque no pasa nada, ¡Merecemos extinguirnos!
  • Hace unos años los colombianos “aceptamos” que nos cobraran un impuesto del 2 por mil (hoy es del 4 por mil, con otros objetivos) para salvar a los bancos, hoy recibimos de estas maravillosas entidades (que llevan décadas cobrándonos servicios a unos valores exagerados) trabas para acceder a crédito, en algunos casos incrementos en los intereses y algunas que otra “jugadita” (como diría un tristemente celebre político de nuestra fauna colombiana), ¡Merecemos extinguirnos!
  • Cuando una de las instituciones que los colombianos considerábamos confiable (casi la única) resulta estar llena de corruptos y tramposos (estoy hablando de las fuerzas armadas, por supuesto) ¡Merecemos extinguirnos!

Reflexionando sobre este tema, creo que son tantas las situaciones por las cuales los colombianos merecemos extinguirnos que creo que mejor continuaré en otra entrega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *